Review: Que pasó y que no en el Ciclo Pampanoise.


 Amaneció el sábado 6 de marzo con un calor intenso que viene siendo el gran protagonista de los últimos meses en la llanura pampeana, y con una noticia no muy fácil de digerir: Los Ruidos De Mariano no se presentaría a tocar por motivos relacionados a una licencia por grupo de riesgo; bajándose no solo de la fecha sino también desbalanceando a Tacoma FC, grupo que hacia su debut con Mariano en la formación inicial.


  Ya sobre las 18hs, las bandas participantes se reunieron para cargar todo el equipamiento y presentarse en Birreria Alf, donde el combustible inicial fueron un par de cervezas bien frías ("Cispas", de aquí a la posteridad) y unos discos de la banda Knei, para poder armar el sonido y la iluminación; con la grata sorpresa de un armado totalmente al aire libre. Pasadas las 20hs Donna Tun realizó su prueba de sonido con una precisión y ecualización sonora digna de un reloj suizo (Algo habitual en la banda); ante la mirada incrédula del ahora dúo Tacoma FC ("Hace falta probar sonido?"), aun con un pequeño golpe anímico por la ausencia del gran Mariano pero ganando atrevimiento e impronta a medida que cada cispa era consumida.


  Faltaba aun 1 hora y media para el inicio del show, y las primeras mesas ya se empezaban a ocupar. King Gizzard ya estaba haciendo su trabajo eficiente en los oídos de todos lxs asistentes y el kiosco de Pampanoise Records ya estaba montado. "Larry, voy a salir con la guitarra por los 2 amplificadores" exclamó Ruso a su compañero de Tacoma FC, adquiriendo así una gran dupla delantera para el show: Salir por una caja Rivera de guitarra y 2 cajas Hartke para bajo. Con esta premisa salió por primera vez en su historia Tacoma FC a la cancha, ya con un lleno total en las mesas del lugar y asistentes que disfrutaban desde su posición erguida. Sonaron los primeros acordes de "El Siglo De Las Luces" (en referencia a aquel antiguo periodo de grandes pensadores) y el resto es historia: una seguidilla explosiva y sonica con "Marcito" y "La Promoción"; la melancolía de no poder seguir al club de los amores con "No Estoy Ni Ahí" y "Tiempo Suplementario"; y finalmente un gran homenaje con "La Perra Luna" (que incluyó la presencia de perros entre lxs presentes), para cerrar tras 26 minutos de show el debut en primera división de la banda.



  "Tomensé su tiempo para arrancar muchachos" exclamó Ruso a la banda Donna Tun luego de terminar su show, como quien se saca una mochila agradable de su cuerpo y sabe que solo resta disfrutar la noche en una reposera. El gran cumulo de asistentes cada vez se hacia más notorio y los decibeles parecían aumentar cada vez más, atrayendo a esos curiosos vecinos que disfrutan contactarse telefónicamente con la ley y el orden local. Luego de seleccionar las mascaras a utilizar (las cuales se duplican en cada show brindado), Donna Tun volvió oficialmente a los escenarios tras más de 1 año de hibernación; con una contundencia sonora que reflejó el sinfín de ensayos que tuvieron durante todo este tiempo de letargo. 

    


  Asi sonaron los primeros instantes de "One I Tunn And Guolter Whoc", que nos esbozó una sonrisa a todxs lxs presentes desprendiendo una sensación de alivio y frescura, aun habiéndolo escuchado en un gran numero de ocasiones. Como si la presentación de su disco "Insonante" fuera poco, aparece el debut en vivo del tema "Peace The Moon", donde las miradas se posaban en varios instantes sobre el baterista Guillermo Cerutti, intentando comprender su método memotecnico para esos grandes pasajes. Nos acercábamos a las 12 de la noche, y mientras sonaba "Sir Kuduru" llegaban los primeros avisos por parte de "Pela" Diaz (Referente de Alf) acerca del acercamiento policial. La banda hizo una promesa efímera de tocar un último tema: tratándose de Donna Tun sabíamos que era una trampa diagramada por astutos jugadores de poker, despidiéndose con "Ivanowsky Parte 1 y Parte 2", pieza que dura alrededor de media hora.


   
    Y así a las 12.30hs de la madrugada terminaba la música en vivo dando paso a las charlas, los brindis y las anécdotas por parte de todo el publico presente que no se movió del lugar hasta que el horario legal extinguió la noche. Por primera vez en nuestra ciudad pudimos ver como una gran familia a un publico que supo frecuentar distintos reductos del rock a lo largo de los últimos 20 años, y surgió un comentario compartido acerca de la similitud con el ambiente del mítico Pub Limón que supo existir hasta el 2013 (Mención especial para Alicia Calzado, la dueña de aquel recinto que se hizo presente al show). La felicidad aun nos dura y es compartida; será la paulatina vuelta a aquello que nos hizo tan feliz siempre; el ver tantas sonrisas compartidas y cispas no compartidas; el creer que esta prueba piloto fue positiva; lo cierto es que nos veremos en menos tiempo del pensado.
Salud y gracias por el apoyo!

Fotografías por: Brenda Gimenez.

Comentarios

  1. Ohohh Pampanoise un sentimiento! Por muchos muchos mas!! Aguante!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario